lunes, 13 de octubre de 2008

Consejos para el jardín en otoño

El otoño es una de las épocas del año en que el jardinero tiene más trabajo. Se trata de una estación de tráfico entre el calor y sequedad del verano y el frío y la humedad característicos del invierno.

Entre las principales operaciones con el fin de preparar las plantas para el invierno destacan la poda, la siembra y la propagación.





Poda de árboles y arbustos acabados de florecer
Los árboles y arbustos que han acabado su floración pasado el verano como la lagerstroemia, los hibiscus o las lantanas se tienen que podar durante esta época, pero no muy intensamente, ya que el corte estimula la aparición de nuevas gemas y brotes que a menudo no resisten las heladas. Hay que hacer la poda de formación de estas especies pasado el invierno. Hay que recortar también las plantas vivaces y las aromáticas.

Plantar bulbos y rizomas
Podemos plantar tulipanes, jacintos, narcisos, anémonas, ranúnculos, allium, calas y otras bulbacias que florecerán en primavera.

Plantar árboles y arbustos
Es un buen momento para plantar robles, encinas, almendros o melocotoneros. En cuanto a las arbustivas, podemos plantar variedades perennifolias y especies para valla como el laurel.

A continuación, algunos consejos para el mantenimiento del césped: