sábado, 18 de octubre de 2008

Dionaea muscipula




Es una planta carnívora originaria de Estados Unidos. Crece en sabanas, dentro de la turba, la arena o el musgo. En suelos donde el pH es ácido, entre 3,5 y 5, y que reciben insolación directa o tamizada por las hierbas o las hojas de los árboles. En verano las temperaturas son muy elevadas, pero en invierno pueden bajar de 0ºC. Tienen uno en parte subterránea que es un rizoma recubierto por la base de los peciolos. Con esta estrategia fisiológica la planta puede volver a brotar después de un incendio o de condiciones adversas.


Las raíces son fibrosas y de unos 10 cm. Las hojas, que nacen del mismo rizoma crecen en roseta. Los peciolos son de formas variables según las estaciones, la luz y la edad. El limbo de la hoja es la trampa para los insectos. Son dos lóbulos semicirculares abiertos unos 50 º y la base es una bisagra que permite el cierre al instante. Los dientes del margen de la hoja mantienen prisionera en la presa. En la base de estos dientes hay unas glándulas que segregan néctar, para atraer a los insectos. Los lóbulos en forma de boca tienen unas glándulas digestivas en su inteiror y tres cilios que detectan la presencia y activan el cierre. Si la mosca es suficientemente grande, el cierre inicial la hace prisionera, y posteriormente el cierre más lento la va aplastando, los enzimas y las bacterias la van digiriendo durante un máximo de dos semanas. Si no ha habido ninguna captura al cabo de 24 horas se vuelve a abrir. Una misma hoja puede llegar a digerir sólo cuatro insectos.


Si la planta no recibe insectos tiene un crecimiento más lento del habitual. Un trozo de carne no es el sustituto de las capturas, ya que el alimento tiene que estar vivo y tiene que ser un insecto. La floración de la planta es de mayo a septiembre y consiste en el crecimiento de un tallo de unos 10 cm que lleva de una a quince flores blancas.


En su hábitat natural cada planta tiene una media de cuatro floraciones anuales. Para no restar fuerza en la planta cultivada en una maceta se recomienda eliminar los tallos cuando salen.



Para el cultivo de la Dionaea el sustrato más indicado es la turba. Se recomienda un cambio de maceta después del periodo invernal de reposo y que el pH siempre sea inferior a 6,5.


La humedad tiene que ser constante en verano, se puede poner un plato con agua en la base del tiesto y de esta manera evitarermos la deshidratación. Se recomienda agua de lluvia para el riego. En el periodo de reposo, que tiene que durar de 4 a 6 meses, la planta se puede poner en una bolsa en un lugar frío y hay que sacar todas las hojas negras viejas. Estas plantas quieren luz directa, y si están en el interior de casa, cuanta más luz reciban mejor. Durante la estación estival la temperatura tiene que oscilar entre 15 y 18ºC, y cuando hibernan tiene que ser entre 1 y 10ºC.


Respecto a la reproducción, con un pincel se puede facilitar la polinització, cogiendo polen y depositándolo en los estigmas de las flores vecinas, sólo en los que estén pegajosos, que son los que están preparados para ser polinizados. Las semillas estarán maduras cuando el pedúnculo se vuelva negro. Las dejaremos secar unos días y las sembraremos a la turba, que tendrá que estar siempre húmeda y entre 20 y 30ºC. También se puede hacer por esquejes, obteniendo hojas desde el pecíolo y plantándolas en turba a temperaturas superiores al 20 ºC.

No hay comentarios: