miércoles, 15 de octubre de 2008

Jardín de recorte



Los jardines de arte topiario o de recorte son espacios donde reina el orden y la quietud. Dan la sensación de jardines estáticos donde no se nota el paso del tiempo ni de las estaciones. Las especies que se utilizan para hacer este tipo de ajardinamientos en nuestras latitudes son principalmente Buxus sempervirens, Lonicera, Teucrium fruticans, Euonimus japonica y Eleagnus ebingei, pero se pueden utilizar muchas otras, como el mirto y variedades de lavandas. Son especies que toleran muy bien la poda, el pinzado de los brotes apicales favorece la brotación y el crecimiento de las yemas laterales. De esta manera, un arbusto que se somete a constantes podas de recorte, va brotando lateralmente y se va cubriendo su superficie hasta conseguir paredes verdes altamente densas que no dejan pasar la luz.

Este tipo de jardines son clásicos, de un estilo de que se solía realizar hace muchos años. La mayoría de jardines que fechan de los años cincuenta o antes tienen al menos una parte que es de recorte. Es una jardinería que necesita un mantenimiento muy exhaustivo. Se necessitan muchas horas de dedicación para que las plantas presenten el aspecto que se desea y aunque el jardín tenga un aspecto monótono y sin cambios, las plantas se desarrollan como en cualquier otro lugar, y es la tarea del jardinero ir manteniendo las formas geométricas constantemente.