jueves, 23 de octubre de 2008

Zoysia japonica



La Zoysia japonica es un tipo de césped resistente a la sequía, el frío y las plagas. Estas características hacen que sea la más idónea para zonas mediterráneas.


Menos mantenimiento: su crecimiento es lento y la siega es más espaciada.

Poca agua: sólo se tiene que regar una vez por semana, incluso en agosto.

Sin enfermedades: poco atacada por plagas de hongos e insectos.

Sin clapas: tiene un crecimiento horizontal, no se hacen clapas ni deja espacio para las malas hierbas.

Tolera bajas temperaturas: soporta temperaturas de hasta -12 ºC.Alto valor estétic: Es un césped compacto, tupida y de hoja más fina que la grama.


Tolera la sombra: a diferencia de otras gramas, crece igual de tupida y compacta en zonas sombrías.







Zoysia japonica - especificaciones técnicas


IMPLANTACIÓN: La Zoysia japonica se puede plantar tanto con tepes precultivados, como con esquejes como con semilla. Las ventajas de plantar con tepes, es que el césped queda extendido de forma definitiva e inmediata. De esta manera se puede plantar practicament todo el año.La semilla, por el contrario, tiene un periodo de plantación relativamente corto que comprende sólo los meses de más calor (de mayo a agosto, aproximadamente) y es de lenta implantación (puede tardar un año al estar totalmente establecida).


Otro problema es que la eficiencia de implantación no es perfecta. Una buena aplicación de la semilla de Zoysia puede ser la de implantarla en césped ya establecido para así intentar una sustitución paulatina sin tener de hacer todo el césped nuevo. La plantación con esqueje sería un paso intermedio. Solucionaremos los problemas de germinación ya que es una reproducción vegetativa (la planta va creciendo a partir de un trozo de raíz y tallo); y por contra el establecimiento es también bastante lento.


EL RIEGO: Esta variedad de césped puede aguantar en perfecto estado con mucho poca agua. Para llegar a este punto se le tiene que habituar. En el momento de la plantación tanto con Zoysia precultivada como con semilla, se tiene que regar a menudo (finales primavera, verano y principios otoño practicament cada día). Lo más importante es, a medida que la planta va arraigando, ir bajando la frecuencia de riego paulatinamente. La frecuencia mínima que puede aguantar variará en función de la ubicación del césped, del tipo de terreno y sobre todo de la época del año en que nos encontramos. Como indicación, a pleno agosto puede aguantar un riego semanal e incluso cada 10 a 15 días (unos buenos indicadores pueden ser si se tiene que cortar demasiado a menudo durante el verano, es que tiene demasiada agua; si tuviera demasiado poca agua la planta se marchitaría; cuando se marchita, las hojas se retuercen y queda una hoja de aspecto más delgado, menos verde y con consistencia de paja). En otoño el riego se podrá ir espaciando hasta practicamente no regarla. Un exceso de riego hará que la planta no desarrolle la raíz y nos encontraremos con problemas de baja resistencia a la sequía.


LA TEMPERATURA: La Zoysia es una variedad de césped que aguanta hasta -12 ºC. A partir de 0ºC coge una tonalidad más amarillenta que desaparece a partir de la cual vuelve a hacer calor.


EL ABONADO: Debido en su gran resistencia no hay que hacer adobados demasiados intensivos. En principio se puede adobar en primavera una vez, en medio verano otra vez y cabe en otoño otra vez para que pueda coger reservas de cara al invierno. El abono más adecuado sería el específico de césped ya que se va liberando lentamente y queda mejor repartido en el tiempo.


LAS ENFERMEDADES: La elevada adaptación de la Zoysia japonica al clima mediterráneo hace que los problemas de enfermedades se reduzcan de manera muy importante. El único tratamiento recomendable es a partir de finales de julio hacer un tratamiento preventivo antigusanos (posible aparición de larvas que se alimentan de las raíces haciendo que la planta se seque rápidamente), ya sea con insecticida granulado contra insectos del suelo o de forma líquida por vía foliar, y repetirlo cada dos o tres semanas hasta medios septiembre. La posible presencia de hongos se reduce drásticamente respecto de las variedades de césped convencionales; principalmente por la baja aportación de agua en las épocas de más riesgo (primavera-verano). De todas maneras, se puede hacer algún tratamiento preventivo a partir de la primavera.

No hay comentarios: