martes, 18 de noviembre de 2008

Jardín interior


En un espacio en el interior de una manzana del Eixample de Barcelona se ha creado un jardín.

Como es un espacio pavimentado que no permite la plantación en el suelo, las plantas se han hecho crecer en jardineras de madera tropical. Se han colocado al perímetro del espacio con el fin de aportar privacidad de las miradas de los vecinos. Un toldo móvil también ayuda a la protección del espacio y de las inclemencias del tiempo. De esta manera podemos crear una sombra agradable en verano y podemos disfrutar del patio los días de lluvia.

El mobiliario sencillo de una mesa y unas sillas aportan luz, color y confort al espacio. Las plantas que se han utilizado son siempre verdes, mantienen las hojas durante todo el año y sólo las alegrías se tendrán que renovar de vez en cuando cuando el frío las estropee.

El riego automático que se ha instalado nos ayudará a llevar a cabo un mantenimiento que será mínimo.

No hay comentarios: