jueves, 29 de enero de 2009

Alambrado del bonsai

La colocación de alambres sirve para moldear las ramas, orientarlas para que puedan recibir bien la luz solar y para hacer curvas allí donde interesen estéticamente. En algunos casos también podemos poner alambres al tronco aunque obtendremos resultados más naturales mediante la poda. Como toda técnica de bonsái, la colocación de alambres sólo debe hacerse en árboles sanos. Antes de empezar a poner-lo tenemos que estudiar la forma final del árbol, para evitar alambres o para sacar de inútiles, lo cual es muy estresante para la planta.


ÉPOCA
El momento óptimo para colocar el alambre es a principios de primavera, cuando el árbol está a punto de brotar. Tendremos que estar pendientes de sacarlo en el momento que sea necesario, que varía mucho en función de la vigorosidad del árbol. El árbol crecerá y con el tiempo podría llegar a tragar el alambre, haciendo un efecto muy poco deseado. Cuando notamos que empieza a marcar la corteza, será el momento de sacarlo, descargolar o cortar espiras por espiras. Si después de sacar el alambre, observamos que la rama no ha quedado en la posición deseada, tendremos que repetir la operación.
También podemos colocar después de la cauguda de la hoja, momento en el que podemos apreciar bien la ramificación para corregir la dirección de las ramas. Asimismo, podemos hacerlo en cualquier momento sobre ramas nuevas, pero tendremos que tener la precaución de sacarlo en quince días.


TÉCNICA
El alambre se coloca envolviendo a la rama en espiral, con espiras en ángulo de 45 grados. Si lo ponemos muy apretado danyarems la corteza y si queda flojo no podremos doblar. Con la práctica se adquiere el punto justo. Con la mano derecha iremos guiando el alambre mientras la vamos fijando en la rama sosteniendo cada vuelta con la izquierda. Procuraremos no pisar hojas o brotes con el alambre, así como las heridas.

Si queremos doblar una rama en una dirección (derecha, izquierda, arriba, abajo) tendremos que enrollar el alambre en este sentido. Nunca debemos cruzar los alambres. Si colocamos en diversas ramas, el orden será primero las más gruesas, y después las más finas eligiendo el diámetro adecuado a la rama que deseamos poner el alambre. La longitud del alambre que necesitaremos será aproximadamente un tercio más largo de la medida de la rama. Si tenemos que poner alambre en un tronco, fijaremos el alambre a tierra. Generalmente con alambres en dos ramas opuestas a diferentes niveles con el mismo alambre. Estas dos ramas no deben estar en el mismo nivel del árbol, ya que al movernos una desplaçariem la otra si el alambre no está bien fijado, para ello debería dar al menos una vuelta al tronco. Empezaremos fijando el alambre a una de las ramas con una vuelta. Con un extremo del alambre fijaremos un tramo del tronco y hasta el final de la otra rama. Retomaremos el primer extremo fijamos la rama con la que habíamos empezado.
Podemos poner un segundo alambre si con el primero no es suficiente para doblar la rama. Cuando se doble la rama debemos tener la precaución de hacerlo por donde el alambre sujete la parte exterior de la curva, si no se romperá la rama en este punto. Tendremos que separar el alambre cuando notamos que el engrosamiento de la rama hace que el alambre empiece a marcar la corteza.
El objetivo del alambre es modelar, así que si al quitar el alambre la rama no queda en la posición que queremos, tendremos que volver a poner su. Esto es sólo la técnica básica, el hecho de poner flferro es una de las técnicas más complejas dentro de la formación de los bonsáis.

OBSERVACIONES

Para cortar el alambre hay dos tipos de tenazas, una grande para sacarlo del árbol, con un diseño especial del corte para cortar sin dañar la corteza y la otra con forma de tijera de mano ir cortando los sobrantes de alambres a medida que trabajamos. Para sacar un alambre grueso o clavado en la corteza nos podemos ayudar con unas tenazas más grandes (como las utilizadas para crear Jin). El alambre que utilizamos en bonsái, puede ser de cobre recocido (preferible para coníferas por su rigidez y dureza), o de aluminio anodizado de color cobre (adecuado para caducifolios de corteza fina por la facilidad y suavidad en su manejo) . El color cobre es para que pase más desapercibido sobre el color de la corteza. Existen disponibles a partir de 1mm. con aumentos de diámetro de 0.5 mm. hasta los 5 mm., en bobinas de 100 gr., 500 gr. y 1 kg, para los diversos espesores de rama.


HERRAMIENTAS Y MATERIALES

Hariganekiri (tenazas)

Yattoko (atenaza para sacar alambre, atenaza de Jin)

Arumi sen (alambre de aluminio)

Do sen (alambre de cobre)