jueves, 29 de enero de 2009

Cajas nido Schwegler

Todos los jardines suelen tener muy pocos lugares aptos para la nidificación. Incluso el jardín más pequeño debería disponer de tres cajas nido ya que es normal tener una pareja de mallerengues azules, otra de mallerengues carboneras y dejar una tercera opción disponible. Las cajas nido son uno de los sistemas más efectivos no sólo para ayudar a los pájaros sino también a los murciélagos, los erizos, e incluso abejorros y otros insectos a colonizar nuestro jardín.

Gracias a muchos años de investigación y experiencia en el campo, la marca SCHWEGLER ha creado una gama extensa de cajas nido para todas las especies de aves que utilizan agujeros o grietas para nidificar. Las cajas nido de SCHWEGLER están fabricadas con un material llamado cemento de madera, que tiene unas características únicas. Se trata de una mezcla de serrín de madera, cal, cemento y otros aditivos que permiten crear modelos de caja de todas las formas posibles. Este material es de gran durabilidad a la intemperie (todos los modelos de cajas de cemento de madera están garantizadas por 25 años), resiste el ataque de los pícids y ofrece un microclima interior perfecto gracias a su capacidad aislante y porqué permite la transpiración y expulsión de la humedad interior.

Cajas nido para páridos



Cajas nido para páridos 32 mmCaixa nido para mallarengues ideal para fachadas, garajes y edificios en general. El diseño de esta caja permite colgarla en cualquier muro con la ayuda de un clavo. Se debe colocar la caja a una altura entre 1,5 y 5 m. Especialmente indicada para jardines pequeños con pocos o ningún árbol. Diámetro del agujero de entrada: 32 mm Peso: 4.350 kg.