sábado, 31 de enero de 2009

Compostaje en el jardín, los deshechos

Los desechos orgánicos

"La materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma"

Hay que tener en cuenta que esta materia orgánica también puede ser una de las principales causas de contaminación, si la transformación es incorrecta. No debe verse como un residuo, sino como un recurso muy valioso. No se puede pedir imposibles a la tierra si se rompe el ciclo de la vida. Deben devolverse a la tierra, debidamente transformados en humus, los restos de poda, de cosechas o de vegetales en general, que actualmente van a parar a los vertederos o incineradoras. Abono natural para evitar el uso de productos químicos.
El compostaje es una manera de reciclar que se convierte en una actividad lúdica estrechamente vinculada a la jardinería y se ha demostrado que las personas que deciden autocompostar no dejan de hacerlo nunca por muchos motivos. El abono que se obtiene del proceso de compostaje permite que se reduzca el uso de fertilizantes químicos, que no sólo contaminan los acuíferos por un exceso de nitratos, sino que también contaminan durante el proceso de producción, embalaje y transporte. Cuando se hace compost en casa se consigue la autosuficiencia en nutrientes para el huerto o el jardín. La tranquilidad que da saber que no hay productos químicos en la tierra hace que se pueda disfrutar de ella sin peligro para niños ni adultos.
El compost es un abono muy completo que aporta los minerales necesarios para las plantas. Los principales macronutrientes que aporta son el nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), pero también aporta micronutrientes y mejora la estructura del suelo así como la capacidad de retención de agua. Por ser un producto totalmente natural, se puede aplicar a cualquier planta, ya sea de interior od'exterior, de jardín, huerto, frutales, macetas, jardineras, parterres, césped, etc. Es un producto universal y estamos seguros que la planta a la que se aplica lo agradecerá.

No hay comentarios: