sábado, 31 de enero de 2009

El autocompostaje

Las plantas de compostaje cumplen una función importante en las grandes ciudades, donde se han de tratar miles de toneladas de restos orgánicos (vegetales o no). La poda del arbolado público no se puede compostar en las casas de los ciudadanos y, por tanto, requiere un tratamiento a gran escala. De esta manera, el compost resultante puede utilizarse después en los parques y jardines de las mismas ciudades. Pero hay que aclarar que, siempre que se pueda, la mejor opción es el autocompostaje.

El compostaje que hacemos en nuestra casa tiene una serie de ventajas: Los restos de poda no ensucian las calles porque se reciclan dentro del mismo jardín No se ocupan ni se desbordan los contenedores de orgánica o rechazo con restos de jardín No es necesario recoger, transportar, ni tratar miles de toneladas de restos vegetales voluminosas ni restos de cocina. Se evita el tránsito de camiones, polución, atascos de tráfico, etc.

El autocompostaje no necesita energía para funcionar, ni tiene gastos de mantenimiento. Se evita el impacto sobre el territorio que tienen las grandes instalaciones de tratamiento de residuos. Mejora la educación ambiental y el porcentaje de recuperación de otros tipos de residuos. Resulta cómodo no tener que tirar los restos fuera de casa y no tener que comprar bolsas. Simplifica la recogida selectiva en la cocina. Auto-abastece de compost de calidad y no se deben comprar ni cargar sacos de tierra.