sábado, 31 de enero de 2009

El compostaje en el jardín

El ciclo de la vida
La naturaleza nos muestra el ciclo de la vida; año tras año, restaura su crecimiento, como por ejemplo: cuando el bosque en otoño, las hojas de los árboles caen al suelo, junto con trozos de ramas, excrementos de animales o hierbas, pasan a una fase de descomposición, en la que intervienen muchos elementos que cooperan en este proceso, como el sol, el agua, el calor, el frío y diferentes especies vivas (larvas, gusanos, caracoles, hongos, multitud de 'insectos ...), que lo transforman todo en humus, esa tierra de color oscuro, con un olor característico de tierra buena y una textura esponjosa. Así pues, el humus contribuye a la continuidad del ciclo de la vida alimentando las especies vegetales que, a su vez, alimentarán a las especies animales.