martes, 17 de febrero de 2009

Abono ecológico

Abono caballar

El abono orgánico de caballo es un producto procedente de estiércol de caballo. De esta materia con las nuevas tecnologías se pueden hacer cápsulas sin que ello afecte a los microorganismos que han ingerido los caballo, por esta razón hablamos de un producto ecológico natural, orgánico y ecológico que no contiene adhitius químicos.
Instrucciones de uso

Cuando plantamos en una maceta o una jardinera es recomendable poner el fondo del recipiente una capa de abono granulado orgánico, encima pondremos la planta y lo compactado con un sustrato de turba o tierra vegetal. Para encurtidos posteriores haremos agujeros en el sustrato con un punzón de jardinería y el llenaremos de cápsulas de adog orgánico de caballo. Para el abonado de parterres haremos surcos en la superficie y los llenaremos de abono. Los tapa con tierra y las cápsulas retendrán el agua que será absorbida por las raíces con los microorganismos y nutrientes que contiene. Este abono no quema las plantas, aunque la dosificación sea excesiva. En verano, como que riega más, conviene abonar más a menudo, sino lava la tierra y empobrece.


Riqueza garantizada:


Nitrógeno total 3,00%

Nitrógeno orgánico 2,70%

C orgánico 18,63%

Relación C / N 6,77%

Fósforo total (P2O5) 1,01%

Potasio total (K2O) 1,06%

Ácidos húmicos 7,03%

Humedad máxima 13,00%

pH 8'6

Contenido en materiales pesados inferior a los límites autorizados por la clasificación A. Pobre en cloruro.