miércoles, 4 de febrero de 2009

Vermicompostar



Empezamos a vermicompost


- Se entierran los restos vegetales entre la fibra de coco o el estiércol.


- Se empiezan a colocar los restos vegetales en la primera bandeja perforada y, cuando es bien llena, se coge un poco de humus is'escampa para la segunda bandeja, que se coloca encima. Hay que repetir el proceso cada vez que se añade una bandeja perforada.


- Los gusanos buscan la comida y van hacia las bandejas superiores ellos solos. Les gustan los restos que llevan unos días y tienen moho y no las que depositamos el mismo día, porque son demasiado frescas.


- La parte superior de los restos de cada bandeja debe estar en claro contacto con la parte inferior de cada nueva bandeja que ponemos, porque las lombrices puedan subir.


- Cuando la última bandeja de arriba esté llena del todo será el momento de recoger lo que se espera: el humus de lombriz de la primera bandeja, que está en contacto con la bandeja base recogedora de líquidos. Es la que hace más tiempo que funciona y, por tanto, el humus está mucho más acabado. Se puede ir un mes entero de vacaciones, dejando un exceso de comida en la bandeja superior. Cabe prever que la base de esta bandeja esté en contacto con los restos de la bandeja de abajo. Por precaución hay que dejar el grifo abierto con un cubo debajo para que no se llene del agua de todos los vegetales que hemos dejado por todo un mes.