sábado, 16 de mayo de 2009

CERÁMICA DE SANT BENET DE MONTSERRAT

La cerámica que se hace en el Monasterio de Sant Benet de Montserrat se sirve de una técnica compleja: hornos, esmaltes, torno, moldes, lodos diversos, formas diferentes de reproducir las piezas [pulsar, modelar ... ] Aparte de hacer los propios descubrimientos que, cuando se trata de artesanía, cada taller espera poder realizar.


TÉCNICA ARTESANAL

LOS ESMALTES

Desde el comienzo el Monasterio de Sant Benet ha elaborado sus propios esmaltes, que forman parte de la especialidad de cada ceramista. Combinando diferentes bases con óxidos y colorantes, los esmaltes son el resultado de un trabajo constante de investigación. En cada hornada se añaden muestras nuevas para ir mejorando los resultados obtenidos hasta el momento. A día de hoy, el taller de cerámica del Monasterio dispone de dos gamas de colores diferenciadas: la de baja temperatura con un abanico completo de tonos vivos (cerca de 50 colores), y la de alta temperatura de tonos más densos e integrados .



PINTAR

Para pintar azulejos se utiliza la técnica "de la gota", que consiste simplemente en hacer caer una gota al lado de otra, sirviéndose de unos pinceles especiales. Las separaciones de los esmaltes se hacen con lo que se conoce como "cuerda seca", es decir, remarcando el contorno de cada color. Los cálices, jarrones y toda clase de piezas de turno, se pintan con superposición de colores, a fin de obtener reacciones reductiva propias.


LOS DISEÑOS

Los diseños del taller son propios, con el sello característico del Monasterio. En el caso de que alguien pida de reproducir un dibujo ya hecho, siempre pediremos de poder adaptarse al estilo de lo que trabajamos. Con todo el Monasterio se propone ir variando anualmente los modelos del taller. De esta manera, las últimas creaciones en baja temperatura son en blanco y negro, mientras que los modelados de gres, se les ha dejado el toque de la herramienta y no se ha puesto esmalte. Relieves escultóricos Todos los modelados se hacen a mano, y en el caso de piezas pequeñas seriadas, el taller se hacen los moldes correspondientes a fin de facilitar su repetición. En cuanto a los relieves más grandes ya las piezas únicas, después de diseñar el proyecto, se trabaja a mano el barro de gres sin que quede nada de aire a fin de evitar que se grieta o explote en cocerlos al horno.



LOS HORNOS

Al taller del Monasterio hay dos hornos para dos clases de cocidas: la de baja temperatura para baldosas, cálices, etc. [con una temperatura de hasta 960 º] y la de alta temperatura para relevos de gres [hasta 1250 º]. Los hornos van tomando temperatura poco a poco, durante todo el día, y necesitan otra jornada para enfriarse completamente.