domingo, 7 de junio de 2009

Vallas separadoras

Las vallas de seguridad están fabricadas con la técnica de rotomoldeig que proporciona una gran durabilidad en el producto y un gran sistema de protección tanto en el entorno de un espacio colectivo como en un jardín privado.


Son muy indicadas para delimitar y proteger zonas comunitarias, piscinas, parques, zonas de juegos, campos deportivos, jardines y todas aquellas áreas que necesiten una limitación de espacio.


La variedad de colores que hay pueden hacer un espacio alegre para una guardería, o por el cierre de la piscina de los niños. El sistema de anclaje que tiene es muy sencillo, tanto para fijarse a tierra, con anclajes y protectores para los caracoles, como para fijarse entre ellas e ir formando un cerrado.
La posibilidad de hacer una puerta, ya sea fijada en una pared o entre dos módulos de cierre de vallas de protección, acaban de constituir un sistema muy seguro para delimitar espacios.