jueves, 3 de septiembre de 2009

Estanques. Plantas oxigenantes

Todas las plantas sumergidas ofrecen una excelente protección para los peces que habitan aguas medias y profundas de los estanque de jardín. Sin embargo, están sometidas a un ciclo anual, en otoño reducen la mayor parte de su estado para volver a brotar en primavera. Todas las plantas acuáticas son ávidas de la luz por el que se orientan hacia la capa superior del agua. Se ha comprobado que son capaces de absorber nitrógeno amoniacal a través de sus hojas, de esta manera reducen el nivel de amoníaco que puede ser perjudicial para los peces y los anfibios a altas concentraciones. También producen y liberan oxígeno en el agua durante el día como resultado de la fotosíntesis. Esto las hace muy beneficiosas para los peces y anfibios, además de servir de refugio y lugar de desove.
Para el ecosistema del lago, el hecho de que aporten oxígeno en el agua evita que se pudran y que se den fermentaciones anaerobias, que son muy comunes en los estanques si no hay saltos de agua o manantiales. La falta de oxígeno es uno de los problemas más habituales en los estanques de jardín y la colocación de plantas oxigenador puede ser una buena solución. Los peces encontrarán un agua mucho más oxigenada y por tanto más saludable y no se hará tan pocas.

No todas las plantas sumergidas son iguales, algunas tienen características de cuidados diferentes, como ser más débiles al frío, necesitar más profundidad, etc.