martes, 11 de mayo de 2010

Torres de madera

Los niños se vuelven locos cuando llegan al parque a jugar. El instinto los lleva a trepar por todas partes y hacer todos los circuitos que se les ocurren sin cesar ni un momento a descansar. Estas construcciones de madera comprenden toboganes escaleras, arenales, casetas, tejados, etc.

Son de madera tratada resistentes a la intemperie ya las inclemencias meteorológicas y de bandalisme. Son juegos homologados para el uso público.

Tienen las esquinas redondeadas, sus medidas son adecuadas para los niños pequeños, la madera es pulida para no hacer astillas. Son perfectos para hacer instalaciones de juegos en espacios donde hay una fuerte afluècia de público, para que los niños se entretengan mientras los padres están para otras cosas.

Especialmente indicados para restaurantes y campings.