martes, 19 de abril de 2011

Huerto urbano: rotación y asociación de cultivos

Una de las primeras lecciones que hay que aprender si queremos triunfar con nuestro huerto es la rotación o asociación de cultivos. A menudo, la cosecha del segundo año no es igual de generosa que la del primero y esto puede llevar a la frustración al aficionado horticultor.
Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com


En primer lugar es necesario saber qué especies son compatibles enre ellas y tener en cuenta que el desarrollo de las hortalizas "gasta" nutrientes hasta dejar el sustrato extenuado, o sea que después de cada cosecha es imprescindible airear a fondo, voltear la tierra y añadir una generosa enmienda de abono orgánico y humus.

Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com

Igualmente, es una práctica habitual combinar las hortalizas de forma diferente en cada temporada a como se hizo en la anterior. Esto tiene diferentes ventajas, entre ellas, evitar la presencia de plagas asociadas a una determinada planta; otra ventaja es que las leguminosas (judías, guisantes, etc.) tienen unas asociciones en sus raíces con bacterias fijadoras del nitrógeno atmosférico, lo que supone la incorporación de este imprescindible macronutriente al sustrato, de manera que alternar su plantación supone un abonado natural.

Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com

La rotación de cultivos consiste en alternar plantas de diferentes familias y con necesidades nutritivas diferentes en un mismo lugar durante distintos ciclos, evitando que el suelo se agote y que las enfermedades que afectan a un tipo de plantas se perpetúen en un tiempo determinado.

Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com
De esta forma se aprovecha mejor el abonado (al utilizar plantas con necesidades nutritivas distintas y con sistemas radiculares diferentes), se controlan mejor las malas hierbas y disminuyen los problemas con las plagas y las enfermedades, (al no encontrar un huésped tienen más dificultad para sobrevivir).

Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com

También se debe introducir regularmente como hemos señalado en la rotación una leguminosa y alternar plantas que requieren una fuerte cantidad de materia orgánica, y la soportan parcialmente o incluso sin fermentar (patata, calabaza, espárragos, etc.), con otras menos exigentes o que requieren materia orgánica muy descompuesta (acelga, cebolla, guisantes, etc.).

Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com
En esta práctica se debe evitar que se sucedan plantas de tipo vegetativo diferente pero que pertenezcan a la misma familia botánica, por ejemplo: espinaca y remolacha = Quenopodiáceas, apio y zanahoria = Umbelíferas, papa y tomate = Solanáceas.

Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com

Aquí os señalamos algunas de las asociaciones más típicas a tener en cuenta en el momento de planificar la plantación:
  • Leguminosas y otras familias: guisantes, judías o habas con coles o zanahorias en hileras alternas. Parece que la cebolla y el ajo se asocian mal con las leguminosas.

  • Asociación de hortaliza con diferente velocidad de crecimiento para obtener la mayor productividad por unidad de superficie: sembrar tres hileras de rábanos o de lechugas entre cada dos hileras de zanahorias.
    Rotación y asociación de cultivos - Huerto Urbano - Jardinitis.com
  •  De coles con lechugas, entre cada dos hileras de coles una hilera de lechugas y, dentro de las hileras de coles, una lechuga entre cada dos coles. De zanahorias y nabos, los sembramos en hileras alternas; los nabos son cosechados antes que las zanahorias hayan alcanzado su pleno desarrollo.
  • Otras asociaciones beneficiosas: judía de enrame y pepino: una hilera de pepinos entre las dos hileras de judías (80 cm de separación). Chirivía y escarola en hileras alternas dado que la primera tiene raíces pivotantes y la escarola poco profundas.

  • Zanahoria y puerro, eficaz para repeler a la mosca de la zanahoria y la del puerro. Una hilera de rábano entre cada dos de zanahoria; los puerros se plantarán en el lugar de los rábanos ya recolectados (en zanahoria de primavera). En zanahoria de invierno se alternarán dos hileras de zanahoria con dos de puerros.

  • Zanahoria y cebolla, tres hileras de cebolla y dos de zanahoria (25 cm entre hilera).

  • Tomate y cebolla, se plantarán en primavera las cebollas en un campo preparado para acoger al tomate, éste en hilera y a cada lado de la hilera de cebollas (a 35 - 40 cm).

  • Espinaca de primavera con apio, las espinacas se siembran en marzo, los apios en mayo en una hilera entre cada dos de espinacas.

  • Cebolla y fresas en hileras alternas. Achicoria y fresa.