martes, 25 de octubre de 2011

Los alimentos más sanos

¿Queréis conocer cuáles son los alimentos más sanos que podemos cultivar en el huerto o el jardín? 

Os adjuntamos una lista de hortalizas, frutas y verduras con sus propiedades y usos. 

Muchos de ellos son de fácil cultivo en un jardín e incluso en un pequeño balcón o terraza. Los beneficios son muchos. ¿Te animas?
  • La cebolla: usada desde milenios en la cocina y medicina popular, la cebolla se emplea para tratar trastornos tan diversos como el catarro, la gota y las infecciones, hasta la protección de ciertos tipos de cáncer. Limpia la sangre, fortalece el estómago y protege contra enfermedades cardiacas al evitar los coágulos sanguíneos, previene las inflamaciones causadas por diversas alergias y el asma, reduce el colesterol y la presión arterial.
  • El limón: las propiedades del limón son tantas que es imposible recogerlas aquí. Posee propiedades desinfectantes y antisépticas y se emplea desde tiempos inmemoriales para depurar y reforzar el organismo.

  • El ajo: es un potente desinfectante y antiséptico, para algunos más que el alcohol. Elimina los parásitos intestinales, protege contra la colitis, la diabetes, las enfermedades de corazón, además de fortalecer los pulmones, el estómago, los riñones, el páncreas y el corazón.
  • La sandía: es una fruta con grandes propiedades diuréticas, activa la función renal y coadyuva en la eliminación de deshechos del colon.
  • El kiwi: rico en enzimas digestivas, vitamina C y fibra, favorece el tránsito intestinal y la presión sanguínea.
  • La zanahoria: rica en betacaroteno y fibra, es astringente y evita la diarrea, estimula la actividad del hígado, posee grandes propiedades antioxidantes y reduce el colesterol.
  • La alcachofa: activa el sistema digestivo, mejora la función biliar y hepática, así como la renal.
  • El arándano: el zumo de arándano evita que la bacteria E.Coli se adhiera a las células endoteliales del tracto urinario y así previene la cistitis, una infección habitual del tracto urinario.
  • La piña: rica en bromelaina, una enzima proteolítica que disgrega las proteínas. Favorece la digestión y ayuda a la eliminación de restos de materias parcialmente digeridas en el tracto digestivo.
  • La ciruela: favorece el tránsito intestinal, ayuda a eliminar las concentraciones de sales biliares en las heces, reduce el nivel de colesterol.
  • La manzana: muy rica en fibra soluble, favorece el movimiento del intestino, regula el nivel de colesterol, corta la diarrea, ayuda en la normalización del pH.
  • La papaya: fruta tropical rica en enzima proteolítica, la papaina, que disgrega las proteínas. Constituye un remedio tradicional, y efectivo, para tratar la indigestión, combate la acidez de estómago y contiene 5 veces más vitamina C que una naranja.


  • El orégano: es muy útil en las dolencias de la vesícula biliar, del estómago, del intestino, así como en las diarreas.
  • El romero: estimula la actividad del hígado y de la bilis.
  • El tomillo: es un protector natural del intestino y evita las fermentaciones y putrefacciones de los residuos alimentarios, a la vez que facilita la digestión y evita la formación de gases.
  • El cilantro: combate la atonía gastrointestinal y se usa como tónico estomacal.
  • El eneldo: es digestivo, diurético y antiespasmódico. Favorece la expulsión de gases intestinales.

  • El hinojo: estimula la formación de jugos gástricos, combate las flatulencias, mejora la digestión y la diuresis.
  • El comino: excita la actividad del estómago, estimula el peristaltismo, es decir el movimiento del intestino, y está indicado en el tratamiento de los cólicos.
  • El apio: favorece la secreción biliar, previene los cálculos renales y es diurético.
  • La menta: mejora la gastritis, el flato y constituye una buena ayuda para la función del hígado y vesícula biliar, además de estimular la digestión.
  • El cardo mariano: es el más poderoso protector del hígado que se conoce.

1 comentario:

Enfermeras a Domicilio dijo...

Gracias por la valiosa info. Este es un mes muy bueno para sembrar las últimas cebollas, escarola, coles, lechuga, ajo, acelga, bróquil, espinacas. Hay que aprovechar que por fin ha llovido y es el momento perfecto porque la tierra estará humedad.
Todas las hortalizas que se siembran este mes están cargadas de propiedades infinitamente positivas para el organismo, ya que durante su crecimiento van a tener que lidiar con la época de invierno, por lo que proyectan su fortaleza en sus nutrientes.

Salud!