jueves, 17 de noviembre de 2011

Huertos para niños

La llegada de los hijos a los hogares provoca que se adapten los espacios de nuestro casa para hacerlos más cómodos y confortables, con el fin de que todo sea más accesibe y cómodo para ellos. Extrayendo esta premisa -que si tienes hijos entenderás a la perfección- llegarás a la conclusión de que hacer un huerto en el jardín para ellos es una sabia decisión.
No hay nada que les guste más a los niños que andar jugando con la tierra y con el agua. En algunos colegios se imparten actividades denominadas “Huerto escolar” que son un éxito de convocatoria. En esta clase aprenden a sembrar semillas, a que las plantas hay que cuidarlas desde el principio y a ser respetuosos con el medio ambiente.
Si tienes la suerte de tener un jardín en casa la propuesta de hoy versa de cómo hacerles un huerto a su medida: las plantas que cultivar, los espacios que hay que crear y las tareas que harán el deleite de los más pequeños.

En cuanto a los alimentos a cultivar se encuentran aquellas que destacan por sus grandes dimensiones: calabazas, girasoles, zanahorias, patatas, lechugas, berenjenas… Todo lo que se te ocurra de gran tamaño y vistosos colores. Tanto la siembra como el cuidado lo pueden realizar ellos una vez que les enseñes unas pautas básicas. Ten en cuenta si tus hijos padecen alguna alergia alimenticia para evitar plantar estos alimentos.
Otras actividades relacionadas con el huerto que puedes llevar a cabo con tus hijos, por ejemplo, es la construcción de un divertido espantapájaros. Fabricar con el niño un espantapájaros os hará pasar una tarde divertida e inolvidable. Le puedes explicar que los pájaros al verlo se asustarán porque pensarán que es el guardián de los productos del huerto. Además podrás aprovechar para hacer limpieza en los armarios y vestirle con ropa que ya no usa ningún miembro de la familia. ¡Involucra a los niños en el proceso y los pasaréis genial!
También podéis potenciar el reciclaje de los restos vegetales que el huerto y la casa generan colocando en el espacio destinado al huerto un compostador de jardín, de esta manera y con esta lúdica actividad, cerraréis el ciclo de la materia sin salir de casa y contribuiréis a reducir residuos y llevar a cabo una vida más sostenible.