jueves, 17 de noviembre de 2011

¿Qué compostador utilizas?

¿Qué compostadores estamos utilizando?. 

Diagnóstico de los compostadores utilizados en las experiencias realizadas en España. Sergio de Santos y Raúl Urquiaga. Educadores del Proyecto de Compostaje Doméstico del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

A la hora de desarrollar un proyecto local de compostaje doméstico seguramente el material más importante es el compostador empleado por los participantes. En función de distintas variables (calidad, precio, disponibilidad en el mercado, funcionalidad, tamaño…), los distintos promotores han elegido distintos modelos de compostadores para sus experiencias. En este artículo, a partir de datos proporcionados directamente por los promotores, expondremos algunos datos sobre la diversidad de compostadores y algunos puntos de vista sobre su funcionamiento, con el objetivo de llegar a algunas conclusiones sobre el tipo de compostador más adecuado para las experiencias de compostaje doméstico.

Con el objeto de recoger informaciones sobre los materiales empleados en las distintas experiencias de compostaje doméstico en España para el proyecto “Diagnóstico de la situación del compostaje y vermicompostaje doméstico en el Estado Español” se elaboró un cuestionario destinado a entidades locales y promotores que se envió de forma generalizada con la ayuda de la Oficina Técnica de Composta en Red. Se recogió así información de una veintena de entidades de ocho comunidades autónomas (Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Galicia, Islas Baleares, Madrid y Navarra). Algunas de las entidades que respondieron al cuestionario como las ONG Adega y Amigos de la Tierra agrupaban en sus contestaciones varios proyectos, unos 18. Por tanto, creemos que los datos que aquí se exponen representan una muestra muy representativa de la realidad del Estado.

Una de las primeras conclusiones del estudio es la gran cantidad de modelos distintos que se ha utilizado en los diez años que vienen funcionando experiencias de compostaje doméstico en España. En concreto se han probado 16 modelos distintos en 36 experiencias. Algunos de estos modelos se han utilizado en sus distintas versiones como el Combox (300, 450 y 600 litros), Komp (320, 420 y 800 litros) y Bioflower (400 y 600 litros). Los modelos más utilizados han sido el Combox y el Komp (14 experiencias cada uno) y el RRR (5 experiencias), este modelo actualmente retirado del mercado. Existen varios modelos que tan sólo se han utilizado en una experiencia, siendo en la mayoría de los casos sustituidos por otros por no reunir la suficiente calidad para ser empleados en los proyectos.

Modelos que han sido rechazados por no tener suficiente calidad, a juicio de los responsables de los proyectos, han sido 8: RRR, Bioflower, Ecoking, RD310, Thermoking, Rapid Composter, Toro y Thermo Compost. La capacidad de los compostadores varía entre los 240 litros del Komp utilizado en Rivas Vaciamadrid en 2002 y los 1000 litros del compostador de madera de Fundación Areté utilizado en el proyecto de la Mancomunidad de La Plana. El tamaño medio utilizado es de 440 litros.
Modelos de compostadores - jardinitis.com

Los factores que más influyen a la hora de elegir un modelo de compostador son varios. El motivo que más influye es el económico, seguido del material utilizado, la funcionalidad y el servicio ofrecido por el distribuidor. 
Modelos de compostadores - jardinitis.com
En cuanto al material utilizado se ha valorado positivamente que los compostadores sean producidos con plásticos reciclados. En cuanto a la funcionalidad se ha valorado que sea modulable, la apertura de puertas por todos sus lados y su eficiencia a la hora de mantener las condiciones apropiadas para el proceso.



Respecto al servicio ofrecido por la empresa, se ha valorado positivamente el hecho de que se ofrezca un asesoramiento directo al vecino, cuestiones de logística y de transporte.

En la tabla pueden apreciarse las distintas variables valoradas a la hora de decidir qué compostador utilizar.
Modelos de compostadores - jardinitis.com

Una vez utilizados, los aspectos positivos mejor valorados de los distintos modelos han sido los relativos a aspectos técnicos respecto al desarrollo del proceso (correcta aireación, aislamiento exterior, control de humedad...), facilidad de extracción del compost ya hecho a través de las puertas inferiores y la durabilidad del compostador y de los materiales que lo componen (varillas, tapas, bisagras...).


También se valora positivamente cuestiones como el tipo de material con el que está fabricado el compostador, prefiriéndose materiales que sean reciclados y/oreciclables; aspectos relativos al manejo del compostador como poco peso, facilidad de transporte y facilidad de montaje; la estructura del compostador (como su carácter modulable, o sistema de apertura por todos sus lados; o cuestiones de logística como el tipo de embalaje en el que se presenta.


También se ha tenido en cuenta su estética adaptada a los jardines de los participantes y que sea un modelo que a los participantes les ha gustado.En cuanto a los aspectos negativos, muy mayoritariamente se tiene en cuenta la escasa durabilidad de los materiales y partes del compostador (varillas de unión de las partes, puertas, bisagras, dureza del plástico...). Seguidamente se valora la dificultad para extraer el compost y poder acceder al interior del compostador. Hay modelos que sus sistema de puertas no permiten llegar a todos los puntos del interior.

Por otro lado también ha considerado el compostador desde un punto de vista del mantenimiento de las condiciones idóneas para realizar el proceso decompostaje (aireación excesiva o ausencia de ventilación, entrada de agua, aislamiento respecto a la temperatura exterior...); e igualmente la estructura física del compostador, normalmente si el compostador es de una sola pieza. Al igual que se identificaba como elemento positivo de algunos modelos su peso y su facilidad de transporte, también se ha considerado este elemento para aquéllos modelos más pesados o con gran volumen. Otros aspectos como el precio, el material no reciclado, su procedencia extranjera o la dificultad para el montaje también han sido valorados negativamente.

Modelos de compostadores - jardinitis.com

Como se comentaba más arriba, existen ocho modelos que han sido sustituidos en varias experiencias. Las causas de que hayan sido desechados estos compostadores tienen que ver con los aspectos negativos mencionados anteriormente pero en algunos casos, valorar negativamente algún aspecto del compostador no ha llevado necesariamente a cambiar de modelo.

Por el contrario también existen casos, que valorando positivamente un modelo, ha sido cambiado por razones de experimentar nuevos modelos en el mercado o bien por cuestiones económicas.Conclusiones En los diez años en los que vienen desarrollándose experiencias de compostaje doméstico en España se han utilizado un gran variedad de modelos de compostadores. Debido a lo ajustados de los presupuestos de los promotores de los proyectos, las cuestiones económicas tienen un gran peso a la hora de decidir por el modelo a elegir, por encima de otros aspectos como lo adecuado del modelo para la realización del proceso de compostaje o su durabilidad.

Modelos de compostadores - jardinitis.com

Parece deducirse que algunos modelos con un coste económico relativamente reducido luego no son rentables para este tipo de proyectos y son desechados por los técnicos que los gestionan. Esto puede originar un coste añadido al promotor ante la necesidad de cambiar estos modelos o sustituir algunas de sus piezas. Y mucho peor, puede significar dificultades y molestias para el participante que pueden devenir en abandono del proceso.

A tenor de las respuestas obtenidas el modelo ideal de compostador para las experiencias de compostaje doméstico vendrá a tener una capacidad de entorno a los 400 litros; hecho de un material reciclado y reciclable; de una estructura resistente y duradera, en la que cada una de sus partes (tapas, bisagras, varillas, puertas) resistan sin problema su uso continuado y su exposición a la intemperie; fácilmente accesible a su interior, tanto para echar los materiales como para voltear y removerlos y como para extraer el compost ya elaborado; sencillo de montar, de transportar y de almacenar; con un buen servicio postventa; y, por supuesto, desde el punto de vista económico, barato. 

Combinar todos estos factores debe suponer un reto para los fabricantes y distribuidores de compostadores en España.

FUENTE: Boletín trimestral Composta en Red nº 7; www.compostaenred.org