jueves, 1 de diciembre de 2011

Jardín de formas en Costa Rica

Un pequeño pueblo agrícola en las montañas de Costa Rica, las tierras altas, Zacero es conocido por la agricultura ecológica, conservas de frutas, y, durante los últimos 50 años, el jardín de setos. 
El jardinero y paisajista Evangelisto Blanco recortó la primera escultura en 1964. Hoy el jardinero todavía mantiene sus enebros recortados con un montón de formas. 
Entre sus esculturas vivas más célebres se encuentra dinosaurio, un pulpo, un conejo gigante, un avión, una pareja de baile y un carro de bueyes (el símbolo nacional de Costa Rica). 
Situado frente a la Iglesia de San Rafael, este monumental jardín de setos destaca también por los escritos a mano de las personas que comparten la filosofía de Blanco: "Persevera y triunfarás", "Nadie es mejor que otro", "Dedicate a amar y hacer la paz".