lunes, 28 de febrero de 2011

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de diseñar el jardín?

En primer lugar, antes de plantearnos el estilo que nos gustaría dar a nuestro jardín o incluso el tipo de plantas que vamos a plantar en él, es imprescindible preguntarnos qué usos vamos a dar a este espacio de la casa, quién o quiénes vamos a ser los usuarios habituales del jardín y qué actividades nos gustaría llevar a cabo en él. Estas sencillas preguntas no son una tontería. Tenemos siempre muy claro qué vamos a hacer en el salón de la casa, en el comedor, en el dormitorio y en la cocina, y a pensando en estas actividades concebimos el mobiliario y el estilo. Pero a menudo no tenemos muy claro para qué sirve un jardín, qué podemos hacer en él y que necesitamos para poderle sacar el mejor partido.

Diseño de jardines - Jardinitis.com
Si la respuesta a todas estas preguntas es que nos gustaría que todos los miembros de la familia disfrutasen del jardín, es imprescindible concebir una zona para cada actividad, así como el mobiliario y el espacio necesario para llevarla a cabo. Hay que plantearse cuáles son nuestras aficiones y hobbies, qué nos gustaría hacer en el jardín, qué días de la semana y a qué hora. 
Diseño de jardines - Jardinitis.com
Si estamos pensando en que nos gustaría desayunar, comer o cenar en el jardín, tenemos que dedicar un espacio a ello, con un mobiliario permanente separado del resto del jardín en una -por ejemplo- tarima independiente. De esta manera, el riego del césped no mojará los muebles y no supondrá un esfuerzo añadido preparar la mesa cada vez que decidamos comer fuera. En este sentido, también resulta imprescindible plantearse qué tipo de sombra vamos a necesitar. A menudo, en zonas mediterráneas, los jardines no se usan hasta la noche debido al calor. Esto puede solucionarse proporcionando a la zona de comerdor del jardín una espesa sombra con un grupo de árboles de hoja caduca que nos van a dejar pasar los rayos del sol en invierno. También podemos colocar un toldo, aunque en este caso la sombra no resultará tan fresca como -por ejemplo- debajo de un grupo de moreras, sauces o tipuanas.
Diseño de jardines - Jardinitis.com
Un jardín nos ofrece también la posibilidad de practicar algunos hobbies interesantes como el cultivo de un huerto o de frutales -no necesitamos muchos metros, a veces con un espacio de 4 o 5m2 es suficiente y si delimitamos el huerto con una pequeña valla de madera o un seto de boj vamos a contribuir además a crear un punto de interés estético añadido-, o una colección de rosales, o un pequeño jardín japonés con arces de colores intensos y algún ejemplar de bonsai, o cualquier otro que se nos ocurra. Disponer de espacio al aire libre es un privilegio y una oportunidad para realizarnos con nuevas aficiones.
Podemos pensar en la instalación de una pequeña piscina, incluso desmontable o hinchable si no queremos sacrificar para siempre una zona del jardín, o un spa de exterior para el invierno. Un rincón con agua, un pequeño estanque o una fuente decorativa también constituyen elementos únicos de diseño que van a proporcionar harmonía y movimiento al jardín.
Diseño de jardines - Jardinitis.com
Un jardín debe tener sin duda un componente contemplativo en su diseño, pero este no debe ser el único. Podemos concebir espacios de un cromatismo sorprendente, combinando especies de diferentes colores, de hoja o macizos de flores silvestres o parterres de flor de temporada uniformes y monoespecíficos, pero lo mejor será delimitar estos focos de atracción a aquellas partes del jardín más expuestas a la vista. Por ejemplo, la zona de entrada, el fondo del marco de una ventana de una habitación o cocina o el fondo de las vistas del salón. Pero àra el resto de rincones, es mucho más útil pensar en un uso alternativo al estético. 
Por ejemplo, un rincón del jardín, puede resultar un espacio único para el reposo si colocamos un banco bajo un árbol, o una hamaca colgada a la sombra entre dos árboles. En un rincón como éste podemos leer un libro, descansar o hacer la siesta alejados del ruido.
Si en el jardín hay niños, hay que pensar en un espacio abierto y soleado con césped para jugar y correr sin miedo a las caídas, pero también en una casita de madera, un columpio colgado de un árbol o un arenero, así como en una mesa con bancos a su medida para actividades más tranquilas como dibujar o jugar a un juego de mesa. Un columpio colgado de un árbol -por ejemplo- no tiene porqué ser usado sólo por niños. O si pensamos en construir un arenero, una buena idea puede ser delimitarlo con traviessas de madera y hacerlo a una altura de unos 40cm. Esto permitirá crear al mismo tiempo un banco y en cuanto los niños crezcan, podemos fácilmente convertir el arenero en un parterre de aromáticas, plantas vivaces e incluso en un pequeño huerto de fácil mantenimiento.
En la mayoría de los jardines, son habituales los pasillos -laterales de la casa-. No tiene mucho sentido sembrar césped en estas zonas, ya que son de difícil mantenimeinto y son muy transitadas, por lo que el césped va a sufrir mucho. Podemos colocar grava de río, marmolina, granito o arena compactada. Si queremos una composición más especial, podemos marcar el paso con losas irregulares entre la grava e incluso crear un foco de atención al final del pasillo para dar la sensación que éste se dirige a algún sitio interesante. Podemos colocar al final del pasillo un elemento arquitectónico decorativo como una vasija, un pozo, un tronco seco, una figura decorativa, una piedra grande o una planta ejemplar como un olivo, cycas o bonsai gigante.
Es importante que el estilo del jardín vaya acorde con el de la arquitectura de la casa y la decoración interior. Además, si no queremos desanimarnos pronto o fracasar en el intento, debemos tener muy claro que el mantenimiento es imprescindible pero que hay que optimizarlo reduciendo la superficie de césped al mínimo necesario, escogiendo variedades adaptadas al clima de bajo mantenimiento y poco riego, reducir al mínimo las especies de temporada que habrá que cambiar dos veces al año, escoger arbustos de crecimiento lento o controlado, árboles de tamaño medio o grande para aquellas zonas que queremos de sombra, evitar las zonas de tierra limpia para evitar la aparición de malas hierbas -podemos colocar gravas, corteza de pino en parterres o plantas tapizantes en taludes-, evitar las especies delicadas, así como informarnos muy bien del tipo de plantas idóneas para la zona y el clima -para esto podemos fijarnos en todas las plantas del vecindario o parque públicos y probar de averiguar el nombre de las que nos parezcan más bien adaptadas.
Diseño de jardines - Jardinitis.com

sábado, 26 de febrero de 2011

Plantas mediterraneas

El clima mediterraneo se caracteriza por un verano muy caluroso, un invierno suave y un período de lluvias concentrado en la primavera y en otoño. La vegetación mediterránea está considerada una de las más ricas en diversidad de especies. Se calcula que sólo un 1,7% de las superficie emergente de la tierra presenta clima mediterráneo. En cambio, la flora mediterránea contiene aproximadamente el 25% de las plantas conocidas.
Bougainvillea sp. - jardinitis.com
La cuenca mediterránea no es la única región del mundo con clima mediterráneo, sino que hay otras zonas del planeta, situadas entre latitud de 30º y 40º, en el hemisferio norte y sur, que también tienen clima mediterráneo. Estas regiones son: California, Chile central, la zona más meridional del Sur de África, y el sur y sur-oeste del continente australiano. Esto hace que enconremos plantas mediterraneas originarias de latitudes muy diversas. Pero si nos fijamos bien, nos daremos cuenta de que presentan notables similitudes.
Grevillea sp. - jardinitis.com
Esto se debe a una convergencia evolutiva. Especies de lugares distintos y que no provienen de un ancestro común evolucionan a una morfología muy parecida a consecuencia de que están sometidas a las mismas presiones ambientales, en este caso, un verano seco, un invierno suave y una primavera y otoño lluvioso.
Lavandula angustifolia - jardinitis.com
El principal problema que afrontan estas plantas es la falta de agua y el fuerte calor durante el verano. Para sobrevivir, han tenido que evolucionar a unas hojas pequeñas, peludas, coriáceas, a menudo cerosas o revueltas. De esta manera evitan las pérdidas de agua por evaporación.
Laurus nobilis - jardinitis.com
Las flores son un reclamo de la naturaleza para atraer insectos que serán los encargados de polinizar las plantas. En otros cliemas encontramos flores vistosas, enormes, pero las plantas mediterráneas no pueden permitirse esto, ya que rápidamente se marchitarían, así que las flores son más bien pequeñas, pero a cambio, muchas de estas plantas emanan intensos olores que también contribuyen a atraer a los insectos.
Lavandula angustifolia - jardinitis.com
La época del año en que encontramos más insectos es sin duda en verano. La manera que tienen las plantas de detectar que ha legado el verano, que hay insectos y que es el momento de empezar a hacer flores es con un prolongado período de sequía. Si nosotros, en nuestro jardín regamos siempre igual y de forma abundante, las plantas mediterráneas que tengamos no van a notar este cambio y van a aprovechar la disponibilidad de agua para crecer vegetativamente. El tallo, las hojas y la raíz van a crecer desproporcionadamente y en cambio no van a florecer. Esto es muy típico en jazmines, bougainvilleas y otras plantas vivaces. La solución es dejar de regar y conseguir que el jardín se parezca más a la naturaleza.
Myrsine afrcana - jardinitis.com
Conocer la morfología de las plantas y su relación con el clima y la evolución, nos permite anticiparnos y saber donde va a vivir mejor una planta en nuestro jardín, al sol o a la sombra. Hojas y flores pequeñas, cerosas y peludas, siempre al sol, hojas y flores grandes, verde intenso, a la sombra.
Olea europaea - jardinitis.com
Otra característica del clima mediterráneo es que todas las plantas que enconramos en él son de hoja perenne. Esto se debe evidentemente a que la disponibilidad de agua no está garantizada en ninguna estación y las plantas no pueden permitirse el lujo de dejar caer la hoja en otoño, ya que van a necesitar mucha agua durante la brotación y esto supone un riesgo inasumible. Además, el invierno suele ser suave, por lo que las heladas son muy improbables y las hojas pequeñas y duras con un bajo contenido de agua soportarán mejor las heladas puntuales si es que se producen que las hojas grandes y muy hidratadas.
Rosmarinus officinalis - jardinitis.com
 Las plantas aromáticas comprenden uno de los grupos más nombrosos de la flora mediterránea: el romero (Rosmarinus officinalis) en su variedad erecta o postrada, el tomillo (Thymus vulgaris), la lavanda (Lavandula angustifolia, L.dentata, L.stoechas, L.semidentata), la salvia (Salvia officinalis), la santolina (Santolina chamaecyparissus) y un larguísimo etcétera componen un grupo imprescindible en cualquier jardín mediterráneo. Requieren suelos arenosos con buen drenaje, ni turba, ni tierra vegetal, ni estiércol, suelos pobres y poco abono. El riego tiene que ser abundante en primavera y escaso en verano.
Santolina chamaecyparissus - jardinitis.com
   
Thymus vulgaris - jardinitis.com
La similitud de paisajes entre estas zonas es la fuente de inspiración del Jardín Botánico de Barcelona. En primer lugar, la vegetación en el Jardín se ordena de acuerdo con la procedencia geográfica. En según lugar, se agrupa recreando de una manera artificial las formaciones paisajísticas que se observan en la naturaleza, que reciben el nombre de fitoepisodios. Y para finalizar, los paisajes de bosques se representan en las zonas más elevadas del Jardín, mientras que las comunidades arbustivas se muestran en las zonas centrales y bajas. 
Jardín botánico de Barcelona





Más información: http://blog.jardinitis.com/2010/11/jardines-mediterraneos-jardines.html
Listado de Infojardín de todas las plantas mediterráneas: http://fichas.infojardin.com/listas-plantas/plantas-mediterraneas.htm

jueves, 24 de febrero de 2011

Consejos para resembrar el césped

Cuidado del césped - Jardinitis.com
La mejor época para plantear una resiembra en profundidad del césped es a principios de primavera y a principios de otoño. Después de la latencia hivernal o del estrés del verano, las superficies de césped necesitan un saneamiento, escarificado, abonado y resiembra.
Los consejos que planteamos en este artículo hacen referencia sólo a la resiembra, a pesar de que esta tarea va muy relacionada a las otras y todas son recomendables para mantener el césped en su estado más óptimo.
Cuidado del césped - Jardinitis.com
Si existen calvas en el césped, esto puede ser consecuencia de varios factores, aunque el principal es la superficie irregular del terreno. Un césped mal nivelado provoca una distribución desigual del agua de riego y esta se acumula en algunas zonas y compacta la superficie haciendola impermeable. No podemos limitarnos a tirar semilla en estas calvas y taparlo con recebo o arena, ya que si la base está apelmazada y no drena bien, esta semilla no germinará. En primer lugar, el agua se acumulará, la semilla flotará y se desplazará.
Cuidado del césped - Jardinitis.com
Esto se puede evitar si escarificamos la superficie de las calvas debidamente con una herramienta manual. También podemos agujerear la calva con una horca y añadir arena de silice en los agujeros. Si no rellenamos estos agujeros con arena, la tierra se compactará y no servirá de mucho. El objetivo de este sistema es airear la tierra en estas calvas y favorecer el drenaje del riego.
Cuidado del césped - Jardinitis.com
Si el terreno está muy desnivelado tendremos que plantear un escarificado a motor en profundidad y una enmienda posterior con arena por toda la superficie del césped hasta conseguir un nivel uniforme. Una vez conseguido, podremos proceder a la resiembra, pero no antes.
Cuidado del césped - Jardinitis.com
Si el césped no presenta calvas pero está todo él empobrecido, claro y poco denso, haremos lo mismo: escarificado, nivelado, resiembra, recebado y abonado en profundidad.
Si el césped lleva muchos años plantado, es posible que el terreno se haya compactado en exceso a consecuencia del pisoteo y la propia evolución del jardín. En este caso, si no queremos plantearnos una nueva siembra, es imprescindible realizar, previo al tratamiento anteriormente indicado, una aireación del terreno a motor. Esto consiste en una máquina que arranca cilindros de tierra del césped de hasta 10cm de profundidad y 0,5cm de ancho. Una vez tenemos estos agujeros hechos, procedemos a su retirada manual con un rastrillo. Acto seguido, esparcimos una buena cantidad de arena de silice (arena blanca muy fina que penetra fácilmente en estos agujeros evitando la compactación futura y asegurándonos un perfecto drenaje del césped). Acontinuación podemos escarificar, ressembrar, recebar y abonar.
Cuidado del césped - Jardinitis.com
La semilla escogida ara la resiembra puede variar en función del césped que tengamos. Siempre es recomendable escoger la misma variedad sembrada, pero a menudo resembramos jardines tan envejecidos que resulta imposible saber la variedad sembrada en un principio, e incluso si la conocemos tampoco merece mucho la pena, ya que el césped evoluciona con los años y en función de las condiciones proliferan más unas especies que otras y al final tenemos una mezcla que poco o nada tiene que ver con la original.
Cuidado del césped - Jardinitis.com
En estos casos podemos escoger una mezcla rústica o de resiembra a base de Ray Grass (Lolium perenne), Festuca o Poa. Estas variedades crecen rápido y al cabo de un tiempo acabarán convirtiéndose en el mismo césped del resto del jardín.
Si sembramos un césped convencional a base de Poa, Ray Grass y Festuca en una zona de clima cálido o mediterraneo, podemos plantearnos la resiembra con alguna variedad de semilla de césped macroterme, mediterráneo o C4 como la Zoysia japonica, el Paspalum vaginatum o la Bermuda híbrida. 

Cuidado del césped - Jardinitis.com
Estas variedades son de muy lenta implantación en semilla, pero tratándose de una resiembra, pueden irnos muy bien, ya que a la larga son más rústicas y resistentes que las variedades convencionales y acabarán imponiéndose. Además, presentan una característica ideal en lo que se refiere al mantenimiento y es que son gramíneas de crecimiento longitudinal del tallo. Esto quiere decir que son voraces invasoras y que regeneran calvas próximas e invaden la superficie total del césped de forma horizontal, creando céspedes densos, tupidos y sin calvas. 
Zoysia japonica - Jardinitis.com
Crecen menos, hay que segarlas menos, tienen un mantenimiento menor, no precisan casi abono y pueden llegar a regarse en pleno verano del orden de una vez cada dos o tres días y sin riego a penas de septiembre a abril.

Más información: http://blog.jardinitis.com/search/label/C%C3%A9sped

¿Cómo hacer tu propio vino?

Enología - Jardinitis.com
Si eres de esas personas interesadas en el vino casero hecho con tus propias manos y tu esfuerzo y dedicación, entonces continúa leyendo. Y si nunca se te ha pasado por la cabeza producir tu propio vino, también continúa leyendo, pues verás que es una idea más posible de lo que uno piensa.
Enología - Jardinitis.com
Hay algo especial en las cosas que hace uno mismo. Y ese encanto puede perfectamente aplicarse al vino. Lo primero que debes saber es que hacer tu propio vino es algo sumamente seguro, ya que las bacterias patogénicas no sobreviven en el vino. Y además puedes llegar a hacer un vino tan bueno como el que está a la venta (quizás hasta te quede mejor).
Enología - Jardinitis.com
Ten en cuena que el vino obtenido tendrá entre 14 y 15 % de graduación alcohólica.El vino de calidad está hecho con los mejores ingredientes, y este es un factor fundamental, ya que determinará que tan bueno te salga el vino. Así que lo primero que debes hacer es comprar uvas de calidad. De lo contrario, arruinarás el proceso desde antes de comenzarlo. Por cada 100 kilos de uva se extraen unos 65 litros de vino.
Enología - Jardinitis.com
A continuación te enseñamos un rápido paso a paso para hacer tu propio vino:Lo primero debes hacer es moler la uva. Tradicionalmente se pisa, pero con una moledora o prensa estará mejor para extraer el mosto. El contenido debes verterlo en un tanque metálico abierto (un balde puede ser una buena opción). Ahi debes dejar que fermente, nunca dejando que haya una temperatura mayor a 30ºC en los tintos y 18-20ºC en los blancos.
Enología - Jardinitis.com
El tiempo de fermentación es de unos 3 a 4 días por cada 200 litros de mosto.Luego se debe separar el jugo (o mosto) de los orujos (rodo residuo sólido), vertiendo el líquido en recipientes cerrados (una damajuana tapada con un corcho está bien). Esto puedes hacerlo con una manguerita, como cuando se extrae nafta.
Enología - Jardinitis.com
Debes dejar descansar el jugo unos 30 días en un espacio fresco y de temperatura constante (un sótano, por ejemplo).Puedes agregar Anhídrido Sulfuroso (unos 15gr. por cada 100 Kg. de uva), ya que mejorará la calidad del vino. Este sirve de antiséptico y además protege a los vinos de posibles ataques de microorganismos.
Enología - Jardinitis.com
El Anhídrido Sulfuroso se adquiere en una farmacia o laboratorio. Luego viene el período de trasiego, que es un proceso donde se produce la separación de las partes sólidas activas durante la fermentación de las partes líquidas. Si no separamos estos residuos sólidos el vino tendrá malos sabores.
Enología - Jardinitis.com
Puedes repetir el proceso de la manguera (limpia) y verter el contenido en otro recipiente limpio. El residuo sólido debes tirarlo.Puedes pasar este líquido a otra damajuana, o pasarlo a un recipiente, lavar y secar la damajuana y volver a verter el líquido en ella. Deja reposar por otros 30 días el jugo en esta damajuana sellada con un corcho (y si es posible, sella el corcho con un baño de parafina para que no entre aire).
Enología - Jardinitis.com
Luego de 30 días ya podrás probar el jugo, pues se habrá transformado en vino.Pero si quieres a este vino puedes aumentarle su calidad filtrándolo de todas sus impurezas nuevamente y dejándolo reposar otros 30 días (también a corcho sellado).
Enología - Jardinitis.com
Embotéllalo y ya tendrás un vino preparado por tí mismo. Seguro que sabrá mejor, pues lo has hecho con tus manos.Para vinos de más calidad, el tiempo que necesitas depende del tipo de vino que pienses hacer. 

Enología - Jardinitis.com

La mayoría de los tintos y el Chardonnay necesitan al menos 11 meses de envejecimiento, mientras que un Cabernet puede demorarse unos 20 meses. Pero eso ya es otro cantrar (puedes dejar algunas botellas destinadas a este fin).Luego de eso, está en tí decidir cuando descorcharlo.

Fuente: elgrancatador.com

martes, 22 de febrero de 2011

¿Cómo construir un estanque en el jardín?

No necesitamos grandes extensiones para introducir en nuestro jardín un elemento móvil, vivo y harmónico como el agua. Un pequeño estanque en un rincón sombreado, un pequeño arroyo o una fuente prefabricada puede aportar movimiento y harmonía.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Si optamos por la construcción de un estanque podemos hacerlo de varias maneras. Para medidas pequeñas (hasta 800l.), se suelen utilizar estanques prefabricados en polietileno de color negro. Varias marcas comercializan este tipo de estanques (Heissner, Ubink o Gardena son algunas de ellas).
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Para medidas superiores, se pueden construir en obra, pero lo más habitual es utilizar láminas de aislamiento o mallas para estanques, también de polietileno, que nos permitirán cualquier medida y cualquier forma. Los estándares de los rollos son de 2 o 4 metros de ancho, pero este material permite ensamblarse mediante una cola especial, lo que nos permite cualquier posibilidad.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Es muy importante el emplazamiento que vamos a darle al estanque. Es muy recomendable escoger un lugar a la sombra con poco sol si las dimensiones son pequeñas, ya que el sol favorece la evaporación y la presencia de algas verdes. Un estanque a la sombra no necesita prácticamente mantenimineto y se convierte en autosuficiente. La temperatura se mantiene y no aparecen algas. Sí que es importante la presencia de peces (carpas, naranjas) para evitar mosquitos y otros insectos.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Las plantas acuáticas son imprescindibles para oxigenar el agua y a la vez depurar el exceso de nutrientes generado por los peces y restos orgánicos en descomposición. Los macrófagos, o plantas oxigenantes, capturan estos nutrientes convirtiendolos en materia vegetal viva y productora de oxígeno. Si proliferan demasiado, podemos retirarlas del estanque y añadirla a nuestro compostador como una excelente fuente de nitrógeno.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Todas las plantas sumergidas ofrecen una excelente protección para los peces que habitan aguas medias y profundas de los estanque de jardín. Sin embargo, están sometidas a un ciclo anual, en otoño reducen la mayor parte de su estado para volver a brotar en primavera. Todas las plantas acuáticas son ávidas de la luz por lo que se orientan hacia la capa superior del agua. Se ha comprobado que son capaces de absorber nitrógeno amoniacal a través de sus hojas, de esta manera reducen el nivel de amoníaco que puede ser perjudicial para los peces y los anfibios a altas concentraciones. 
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Estas plantas producen y liberan oxígeno en el agua durante el día como resultado de la fotosíntesis. Esto las hace muy beneficiosas para los peces y anfibios, además de servir de refugio y lugar de desove. Para el ecosistema del lago, el hecho de que aporten oxígeno en el agua evita que se pudran y que se den fermentaciones anaerobias, que son muy comunes en los estanques si no hay saltos de agua o manantiales. La falta de oxígeno es uno de los problemas más habituales en los estanques de jardín y la colocación de plantas oxigenantes puede ser una buena solución.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Si preferimos un estanque de formas más modernas y no tan naturalizado, su funcionamiento será parecido al de una pequeña piscina. Tendremos que añadir cloro y pasar un limpiafondos de vez en cuando.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
Cuanto mayores sean las dimensiones del estanque, más tendencia tendrá a comportarse como un ecosistema cerrado, la temperatura será constante, la evaporación no será un problema y la fauna se regulará en funcion del espacio disponible y el alimento.
Fuentes y estanques - jardinitis.com
En los siguientes videos, encontraréis las claves para diseñar e instalar un estanque en el jardín: