miércoles, 11 de enero de 2012

El jardín en enero

Ahora, durante el mes de enero, se hace más pesado el cuidado de los jardines y los huertos debido a las bajas temperaturas, las lluvias, la nieve, y el viento. No apetece estar fuera y además ya se ha perdido el colorido de meses pasados. Sin embargo, para recuperarlo cuando llegue de nuevo la primavera, este es el mejor momento para realizar las operaciones de mantenimiento necesarias de cara a tenerlo otra vez como nuevo, tales como la poda, la preparación del terreno o el abonado de fondo.

Es el mes de acondicionamiento del terreno y de la elección de las plantas nuevas que querremos tener, ya que en poco más de dos meses estará de vuelta la época de floración de la mayoría de plantas. Sin embargo, no quiere decir que haya que renunciar a tener un jardín agradable en estas fechas, ya que hay muchas especies que se adaptan muy bien al invierno.

También es el momento ideal para planificar el jardín de cara al buen tiempo. Una buena planificación es la clave para un jardín harmónico.


Para plantar en el jardín

Si estamos en una zona de clima frío, es un momento propicio para plantar rosas, árboles frutales y arbustos caducifolios. En caso de que no sea tan frío y que las temperaturas sean más suaves, tocará emplearse en la poda, ya que estas especies estarán empezando a florecer.

Para plantar rosales en esta época es mejor hacerlo en maceteros antes que a raíz desnuda, porque ya habrá tiempo para trasplantarlo más adelante. También es aconsejable que no haya una distancia muy superior al medio metro entre ellos para que crezcan, y que estén en emplazamientos con ventilación y donde la luz solar incida directamente.

Un tratamiento aconsejable para los rosales durantes este mes consiste en hacer un hoyo a 20cm de la raíz, de unos 20x20cm y rellenarlo con estiércol de caballo.

El Eléboro (o rosa de Navidad) es de floración temprana y tiene una amplia gama de colores, lo que la hace una flor muy demandada en estas fechas. Es muy resistente a las condiciones invernales, y tan pronto se abre paso entre la nieve como se espera unos meses para convivir con otras flores de primavera.

Si hay espacio suficiente en el jardín no se puede dejar pasar la oportunidad de plantar al menos un frutal. El invierno es una buena época para ello, aunque si es una zona de fuertes heladas, será mejor posponerlos para el final de la estación. Necesitan espacios amplios y soleados para poder expandirse. Los cerezos son una de las especies que crecen bien en climas fríos. Los que haya plantados de otros años necesitarán ser podados y limpiados de liquen y musgo si fuera preciso. El formato que suele dar mejor resultado para plantar es el del árbol pequeño con cepellón de tierra.

Rosas

Frutales

Eléboro

En el huerto

La baja productividad de estas fechas hace que sea el momento de renovar y acondicionar el suelo para próximos cultivos, si es que no se ha hecho todavía. Rotar los cultivos, drenar la tierra y seguir utilizando insecticidas y fungicidas sistémicos naturales para que las plagas no ataquen en primavera, son algunas de las tareas que hay que proponerse estos días.

Ya que no está al alcance de todos poder instalar un pequeño invernadero para seguir cultivando lo que más nos guste, no queda más remedio que adaptarse a las condiciones del tiempo y seguir trabajando al aire libre. Aun con frío, no es nada desdeñable la cantidad de vegetales que se pueden obtener. En enero se suelen recoger berzas,colifloresacelgasrepollos espinacas.

Para la plantación, en este mes se siembran también zanahoriasajos y cebollas. Pero depende mucho de donde estemos, ya que si llueve frecuentemente es mejor retrasarlo un poco. Conviene utilizar acolchados y plásticos para proteger los cultivos del viente y la nieve.

Otra opción, como en los jardines, es emplear semilleros si el suelo esta muy duro para plantar en él. Cuando las condiciones más adversas hayan amainado se pueden traspasar a la tierra para que sigan creciendo.

Huerto

Zanahorias

Cebolla
FUENTE: facilisimo.com y jardinitis.