martes, 21 de octubre de 2014

¿Qué hacer en el jardín durante los meses de otoño?


El otoño es una de las épocas del año en que el jardinero tiene más trabajo. A pesar de que las plantas no están en crecimiento, ni floración ni fructificación, se trata de una estación de tráfico entre el calor y sequedad del verano y el frío y la humedad típicas del invierno. Muchas plantas entran en latencia hivernal, algunas incluso pierden las hojas completamente. Por este motivo, entre las principales tareas destacan la poda, la siembra y la propagación.

¿Cómo podar los árboles y arbustos acabados de florecer?

Los árboles y arbustos que han acabadode florecer pasado el verano como la lagerstroemia, hibiscus o lantanas se tienen que podar durante esta época. Esta poda no será muy intensa, ya que tenemos que tener en cuenta que el corte estimula la aparición de nuevas gemas y brotes y estos en plantas calientes a menudo no resisten las heladas. También es un buen momento para recortar, sin pasarse, plantas vivaces y las aromáticas.

¿Qué hacer con los bulbos?

El otoño es una buena estación para sembrar bulbos y otras plantas de rizoma que florecerán en primavera. Podemos plantar tulipanes, jacintos, narcisos, anémonas, ranúnculos, allium, calas y otras bulbacias, a 10cm de profundidad y con un sustrato bien acolchado.

¿Cómo plantar árboles y arbustos?

Septiembre y octubre también son meses indicados para plantar árboles como robles, encinas, almendros o frutales como melocotoneros y cerezos. En cuanto a los arbustos, podemos plantar variedades de hoja perenne y especies para seto como el laurel o el viburnum.

¿Qué hacer con el césped?

A la salida del verano, el césped siempre presenta un estrés. Otoño es la mejor época para regenerarlo. Las tareas de mantenimiento que debemos llevar a cabo son escarificado manual o a motor, rastrillado intenso, aireado con plantillas de púas o a motor, rastrillado de nuevo, resiembra con semilla de invierno tipo ray grass, festuca o poa, recebado y abonado con abono químico de liberación lenta especial para césped.

Otras tareas que llevar a cabo durante los meses de invierno es la planificación y ordenación del jardín para la primavera. En este sentido, se trata de una época idónea para plantearnos instalar un cobertizo de herramientas o un armario de resina, ya que cuando llegue el buen tiempo no tendremos tiempo.

Compostar en casa

Empezar una actividad como el compostaje en esta época es sin duda la mejor opción. Durante el otoño e invierno, el proceso de descomposición de la materia orgánica es más lento y esto nos permitirá aprender a compostar de forma paulatina y sin estrés. Además cuando llegue el buen tiempo ya tendremos a punto nuestro primer compost y nuestras plantas lo agradecerán.

miércoles, 15 de octubre de 2014

Ordenar el jardín

Otoño es el mes en el que la mayoría de las familias aprovechan para poner orden en la casa y el jardín. A medida que pasan los años, en un jardín, como en cualquier otro lugar de la casa, se acumulan trastos, herramientas, mangueras, juguetes y un largo etcétera.

Incorporar algún elemento para ayudar a poner orden es algo frecuente y afortunadamente hoy en día existe una amplia gama de posibilidades. Podemos optar por un arcón de jardín o un baúl de resina o pvc, o bien si disponemos de más espacio, podemos decantarnos por un pequeño cobertizo de madera, resina o chapa metálica, o incluso un armario de PVC apto para uso exterior.

Los cobertizos de madera sólo hay que tratarlos periódicamente para evitar que se degraden, pero la madera suele venir tratada de fábrica, por lo que resiste perfectamente los cambios de temperatura y humedad así como los rayos UV. Pero si queremos no tener ningún tipo de mantenimiento, podemos decidirnos por una caseta metálica o de resina.

Hay muchas marcas y modelos, la mayoría de centros de jardinería y tiendas on-line disponen de un amplio catálogo para la ordenación del jardín con diversas marcas comerciales como Keter, Grosfillex, Duramax o Suncast con modelos para todos los gustos y presupuestos. Como en todo, los precios suelen depender de la calidad de los materiales y la densidad de los mismos, por lo que si queremos que el arcón, el cobertizo o la casita nos duren toda la vida, lo mejor es leer bien los detalles técnicos y los foros de opinión.

Juegos de jardín

Si hay niños en casa, seguro que son los que más frecuentan los espacios exteriores. Planificar bien los usos que queremos fomentar en el jardín conseguirá tener entretenidos a los más pequeños al tiempo que nos aseguramos que llevan a cabo actividades lúdicas sanas y diversas.

Un trampolín, una torre de juegos de madera, un columpio, un arenero, un futbolín de exterior, una tirolina o una casita de juegos son algunos de los elementos que podemos instalar en un jardín. Además de potenciar el juego simbólico, contribuirán a desarrollar sus relaciones sociales y su psicomotricidad.

Una casita infantil de madera pintada de colores llamativos o una torre de juegos consiguen también un efecto desde el punto de vista estético, ya que son elementos que singularizan un jardín, dan personalidad al diseño y se convierten en focos de atención que dirigen la mirada del visitante.

Instalar una casita de juegos es sencillo y hay modelos para todos los gustos y precios. Además de todas estas ventajas, cuando los niños crezcan, podemos reconvertir la casita de madera en un cobertizo para guardar las herramientas.